Los amores juveniles son así. Obsesivos, absolutos: a todo o nada.
Abzurdah, Cielo Latini. (via delusiontime)

Permalink
Le tengo miedo al futuro, lo que es igual a lo desconocido.

Permalink
Los dioses se van porque su tiempo se ha acabado; pero regresa otro tiempo y con él otros dioses, otra era.
Octavio Paz en  “El laberinto de la soledad.” (via kernel)

Permalink